Puntúa esta foto


Escalera de madera oscuro en estilo rústico y en ele con barandilla de madera. Tarima de madera clara y techos blancos con lámpara de techo. Paredes con aguas gris oscuro.
 
La meta del estilo rústico en interiorismo es lograr un entorno desenfadado, jovial y tradicional, cons su esencia en la naturaleza. El estilo rústico nace en lugares alejados de la ciudad e incorpora tonos cálidos y materiales de la propia naturaleza. Este es el look clásico de las casas rurales que, a pesar de haber migrado a vastas ciudades, intentamos traer con nosotros. Las tonalidades típicas del estilo rústico son de tipo cálido y neutro. Destacan los colores arena, piedra, beige y tierra, típicos colores de componentes inorgánicos naturales, ya que en los espacios rurales cada componente se crea con los materiales que tenemos acceso en las inmediaciones de nuestra casa. Estos colores pueden ser utilizados tanto en muebles, como en paredes, suelos y elementos decorativos sencillos.
 

Las escaleras son construcciones proyectadas para vincular espacios ubicados a distinta altura. Están formadas por peldaños y según su altura pueden poseen distintos intervalos separados por descansos y pueden poseer asimismo barandilla. Podemos hallar muchas clases de escaleras: tradicionales, de caracol, escalinatas, etc. Las opciones son muchas, y posibilitan una gran complejidad decorativa en todos sus elementos.