Puntúa esta foto


Despacho clásico con grandes cristaleras y paredes de madera. Escritorio integrado con estantería con cajones. Lámparas de pared y alfobra clásica. Tarima de madera en tono claro.
 
La decoración de estilo clásico se singulariza por emplear líneas y formas elegantes y distinguidas. Otra de sus características es su gran elegancia. Los materiales utilizados en el estilo clásico son siempre nobles y de altas prestaciones. Utilizan los adornos en pràcticamente todas sus partes y carecen de líneas rectas. Aunque por norma general no se suele combinar con otros estilos, también se puede encontrar junto con elementos modernos creando un espacio clásico-moderno.
 

Un despacho o oficina es la zona de la vivienda destinada a trabajar, a estudiar o a los negocios. Debe ser una zona confortable y luminosa, pues es factible que estemos muchas horas en él. La configuración más común incluye una mesa o espacio de trabajo y una zona de reposo o de ocio, con estantes o sitios de archivo y almacenamiento.