Puntúa esta foto

Comedor con paredes de color verde pistacho. Techo de color blanco con moldura en los lados. Alfombra clásica de tonos beige y azules. Lámpara colgante vintage de araña, con 5 lámparas de tela. Paneles de revestir lacados de color blanco. Suelo de madera de lama gruesa. Parquet con bisel en los lados cortos de la lama. Mesa y sillas de madera oscura. Ventana con cristalera en el fondo.

Los comedores son un área de nuestra morada en donde compartimos grandes momentos con gran parte de la familia. Uno de los principales ingredientes del comedor es la mesa adjunto con las sillas. La iluminación igualmente se convierte en una parte importante del comedor ya que de ello dependerá que tenga un carácter u otro. En la mayoría de ocasiones nos encontramos con comedores unidos a otras habitaciones como la cocina o el salón. Es importante decir que el comedor es es espacio donde nuestros huéspedes van a pasar la mayor parte del tiempo y causar una buena impresión y conseguir que estén de forma placentera tiene que ser una de nuestros propósitos al decorarlo y escoger sus elementos.

El estilo decorativo ecléctico es aquél en el que no hallamos directrices y se pueden emplear combinaciones de tendencias de diversas épocas y movimientos. Los objetos clásicos combinados con estructuras modernas o materiales y texturas de distinto tipo combinando madera, metales y cristales son patrones de tendencias eclécticas. Del mismo modo, al no existir patrones propios podemos decorar nuestra morada verdaderamente como nos guste y mostrar nuestra personalidad sin limitaciones de ninguna forma. Una gran virtud del eclecticismo es que nos da la opción de dar salida a muchos de nuestros muebles y adquirir aquellos que verdaderamente nos cautiven sin tener que limitarnos a un estilo o material específico.