Puntúa esta foto

Comedor de estilo clásico, con paredes y techo de color beige. Techo de doble altura. Baldosas de cerámica de tonos tierra en el pavimento. Alfombra con motivos florales en el centro del comedor. Sillas con estampado de tela, con motivos clásicos florales. Columnas revestidas en ladrillo de piedra. Dos leves arcos en las paredes laterales. Focos empotrados. Ventanal en el fondo del comedor con marcos de madera. Lámpara de araña de color bronce de 10 bombillas. Mueble de madera oscura.

Los comedores son un espacio de nuestra casa donde compartimos grandes momentos con toda la familia. Uno de los principales elementos del comedor es la mesa acoplado con las sillas. La iluminación igualmente se convierte en una parte importante del comedor ya que de ello dependerá que tenga un carácter u otro. En la mayoría de ocasiones podemos encontrarnos con comedores unidos a otras habitaciones como la cocina o el salón. Podemos recordar que el comedor es el lugar en que nuestros visitantes van a pasar gran parte de su tiempo y acarrear una buena impresión y lograr que estén cómodos tiene que ser una de nuestras intenciones al decorarlo y escoger sus elementos.

La decoración clásica se caracteriza por emplear líneas y formas elegantes y distinguidas. Otra de sus características es su gran elegancia. Los materiales utilizados en el estilo clásico son siempre nobles y de altas prestaciones. Utilizan los adornos en pràcticamente todas sus partes y carecen de líneas rectas. Aunque por norma general no se suele combinar con otros estilos, también se puede encontrar junto con elementos modernos creando un espacio clásico-moderno.