Salón nórdico luminoso
5 - 1 voto

Salón estilo nórdico. Paredes y techo de madera. Grandes ventanales con entrada de luz natural. Chimenea exenta estilo industrial. Apliques de luz empotrados al techo. Sofá y sillón de piel color marrón con alfombra estampada. Suelo de madera clara de parquet.

Los salones son uno de los lugares de nuestro hogar donde pasamos más tiempo y donde intentamos relajarnos y pasar un buen rato. Además, es el sitio donde estaremos con nuestros invitados en caso de que tengamos visita y nuestro objetivo será causarles una buena impresión y que se sientan cómodos y a gusto con nosotros. Lo normal es que nuestro salón cuente con sofás y/o butacas, una mesa de una altura baja y un televisor. A parte de estos elementos es importante que utilicemos otros elementos decorativos como cuadros, alfombras, espejos y lámparas. La decoración nórdica es aquella que hace uso de elementos propios de regiones del norte de Europa como Suecia, Finlandia, Dinamarca, Noruega. Esos territorios del norte se singularizan por tener inviernos largos y con apenas luz del sol. Las lineas rectas y sencillas unidas a los los colores luminosos y claros se utilizan muy frecuentemente. Además las estancias que prevalecen son diáfanas y la decoración poco sobrecargada. Vemos componentes de calefacción como chimeneas de leña y radiadores de agua. Los suelos de madera clara y los muebles y paredes de color blanco sobresalen en este estilo para luchar contra la escasez de luz natural.