Puntúa esta foto


Despacho moderno con suelo gris oscuro y paredes en blanco y negro. Focos empotrados en el techo. Escritorio rectangular y sillas de madera. Jarrón y maceta cromada con plantas. Gran cristalera con persianas.
 
El estilo moderno en decoración es aquél que emplea líneas, figuras y elementos del final del siglo XX y principios del XXI. Usa nuevos materiales industriales como el hormigón visto, acero laminado y vidrio plano entre otros configurando líneas más rectas y figuras más simples. En espacios de interior predominan los espacios diáfanos y la mayor luminosidad.
 

Un despacho o oficina es la zona de la casa destinada a trabajar, a estudiar o a los negocios. Debe ser un lugar cómodo y luminoso, puesto que es probable que estemos largo tiempo en él. La ordenación más común incluye un escritorio o espacio de trabajo y un área de descanso o de lectura, con librerías o sitios de archivo y almacenamiento.