Puntúa esta foto


Despacho moderno con moqueta en color crema y paredes blancas. Escritorio de madera con detalles de trabajo y varios puestos de trabajo. Cristalera con cortinas blancas y sillas de oficina de piel negra.
 
El estilo moderno en decoración es aquél que usa líneas, figuras y componentes del final del siglo XX y principios del XXI. Utiliza nuevos materiales industriales como el hormigón visto, acero laminado y vidrio plano entre otros configurando líneas más rectas y figuras más simples. En espacios de interior predominan los espacios diáfanos y la mayor luminosidad.
 

Un despacho o oficina es el lugar de la casa destinado a trabajar, a estudiar o a los negocios. Debe ser un lugar agradable y con una buena iluminación, pues es posible que estemos mucho tiempo en él. La estructura más común incorpora un escritorio o lugar de trabajo y un área de reposo o de ocio, con estantes o lugares de archivo y almacenamiento.