Puntúa esta foto

Amplia habitación de estilo moderno con pared lateral revestida de madera oscura en contraste con mueble de madera más clara. Suelo de cerámica de color gris con alfombra de color más claro. Grandes ventanales con vistas a la ciudad y cama doble de madera con patas metálicas. Lámpara de suelo y cortinas venecianas.

El estilo asiático en decoración tiene unas singularidades que lo hacen especial. Se caracteriza por utilizar elementos de las culturas orientales como la japonesa, china, mongola, etc junto con plantas como el bambú, los bonsáis, flores de cerezo u orquídeas. Los colores que predominan son el blanco y los colores pastel.

Los dormitorios son el espacio en donde descansamos y donde, normalmente, pasamos las horas de la noche. Es por ello que se rigen por normas distintas que el resto de estancias donde pasamos tiempo durante el día o donde recibimos a nuestros visitantes. No es obligatorio que la habitación tenga tanta luz natural como otros cuartos y si habitamos en una gran urbe, puede ser más valioso que comunique con el patio interior para evitar el ruido y tener un sueño más plácido.

La iluminación artificial en el dormitorio es fundamental ya que no debe ser excesivamente viva y debemos eludir que enfoque hacia la cama para que no nos deslumbre demasiado al levantarnos. Las lámparas individuales aportarán una gran ventaja, fundamentalmente si compartimos la habitación con nuestra pareja.

Otro matiz a tener en cuenta son las cortinas, que además de vestir el cuarto deben ser suficientemente opacas para que la luz del exterior no penetre excesivamente.