Salón minimalista en blanco y salmón
3 - 2 votos

Amplio salón con paredes en tonos blanco y salmón. Grandes ventanas correderas. Sofá blanco en L de piel. Mesa central blanca de madera y alfombra de flecos. Televisor plano clavado en la pared. Muebles de pared blancos de madera. Apliques de techo. Suelo de gres.

Los salones son uno de los lugares de nuestro hogar donde pasamos más tiempo y donde intentamos relajarnos y pasar un buen rato. Además, es el sitio donde estaremos con nuestros invitados en caso de que tengamos visita y nuestro objetivo será causarles una buena impresión y que se sientan cómodos y a gusto con nosotros. Lo normal es que nuestro salón cuente con sofás y/o butacas, una mesa de una altura baja y un televisor. A parte de estos elementos es importante que utilicemos otros elementos decorativos como cuadros, alfombras, espejos y lámparas. El estilo minimalista en decoración se refiere a todo aquello que ha sido desproveído de elementos decorativos y de adorno para dejar solo aquello realmente esencial. Cuenta con tendencias provenientes del estilo japonés y se relaciona también con espacios modernos. La mayoría de las líneas usadas son rectas y puras, espacios despejados y colores neutros. Los espacios diáfanos y la eliminación de tabiques son ampliamente utilizados.