Puntúa esta foto


Recibidor vintage con baldosas en blanco y negro y arco de medio punto en blanco. Paredes amarillo claro en la parte superior y moldura blanca en la parte inferior. Portón de acceso en blanco con ventana semicircular. Lámpara de techo.
 
El estilo vintage se caracteriza por contener elementos, formas y colores antiguos, por norma general anteriores a los años noventa y que conservan un grado significativo de originalidad. Recientemente ha adquirido mucha importancia en el campo de la decoración y normalmente es combinado con otros estilos.

 

El vestíbulo es lo primero que descubrimos al entrar a una casa, dando la bienvenida a a los visitantes. Aunque no acostumbra a ser muy grande, cumple la función de ser la zona más visible de la vivienda y la tarjeta de presentación. Asimismo, es ahí donde se realiza la preparación para entrar o partir de la casa, como ponerse el calzado o coger las llaves.