Puntúa esta foto

Cocina ecléctica con mezcla de maderas. Mobiliario de cocina lacados en blanco y mesa auxiliar en madera envejecida en tonos verdosos. Pared pintada en amarillo con puertas de madera en blanco. Iluminación mediante dos lámparas colgantes. Suelo pavimentado con parquet de roble claro. Techo pintado en blanco.

La cocina es el lugar de nuestra casa donde más rienda suelta podemos dar a nuestra imaginación y donde podemos avivar el estilo decorativo que más nos apasione. Todo ello es debido a que tiene gran cantidad de componentes y posibilidades que van desde la distribución, la comunicación con cuartos adyacentes y hasta los elementos como muebles o electrodomésticos. Las cocinas con isla o con barra americana són muestras de preferencias que pueden llevarnos más allá de las cocinas típicas y lograr una cocina no solo más bella, sino también más eficiente.

El estilo decorativo ecléctico es aquél en el que no existen modelos y se pueden emplear acoplamientos de estilos de diversas épocas y movimientos. Los componentes clásicos mezclados con estructuras modernas o materiales y texturas de todo tipo combinando madera, metales y cristales son arquetipos de tendencias eclécticas. Del mismo modo, al no encontrarnos con patrones concretos tenemos la opción de decorar nuestra casa verdaderamente como nos guste y reflejar nuestra personalidad sin restricciones de forma alguna. Una gran virtud del eclecticismo es que nos permite dar salida a bastantes de nuestros muebles y comprar aquellos que ciertamente nos apasionen sin tener que limitarnos a un estilo o material determinado. El estilo urbano es una expresión en decoración sobretodo visible en grandes ciudades donde prevalecen las tendencias vanguardistas y los elementos cómodos y simples. En bastantes ocasiones podemos dar con espacios que buscan trasmitir su desenfado. El estilo urbano persigue aprovechar en la mayor medida posible el espacio y en la mayoría de ocasiones se utiliza en sitios pequeños debido, principalmente, a que las viviendas de las grandes ciudades acostumbran a ser pequeñas.