Puntúa esta foto

Cafetería de estilo industrial con suelo de gres y paredes marrones. Mesas cuadradas con mosaico de maderas y sillas clásicas en madera oscura. Barra alargada al fondo. Iluminación con lámparas colgantes pequeñas. Televisiones. Manteles en tonos marrones.

El estilo industrial en diseño de interiores se singulariza por usar colores apagados, grises y marrones en lugares amplios exponiendo los elementos de estructura al desnudo y hace uso de muebles elaborados en materiales nobles, reciclados y sin estridencias. Sus principales elementos son las paredes de ladrillo, las vigas y pilares a la vista y suelos y techos de hormigón. El primer paso hacia este nuevo estilo fue la funcionalidad que germinó en Nueva York en en la década de los 50. Los metales como el aluminio, el acero y el hierro relucen por encontrarse siempre en espacios industriales. La iluminación más utilizada del estilo industrial es el de lámparas colgantes simples que tanto estábamos acostumbrados a ver en las antiguas fábricas.

Los bares, restaurantes y cafeterías son partes de una gran relevancia en nuestra cultura, donde ocupamos mucho tiempo junto a los amigos o familia. Algunos de los más importantes componentes en ellos son el mobiliario como sillas y mesas. La luz también es primordial, pues ayuda enormemente a la comodidad de todos los usuarios. La barra también está presente, y debe ser cómoda tanto para consumidores como para empleados. Es vital tener presente al tipo de usuario de nuestra cafetería o restaurante y así que se pueda sentir bien en nuestro establecimiento.